METODOLOGÍA


Todas las enseñanzas del Plan de Formación de la Escuela están articuladas en torno al aprendizaje de una disciplina instrumental o vocal, siendo estos los ejes centrales de la formación musical de los alumnos, por lo que el resto de enseñanzas y actividades deben entenderse como un complemento que ayuda a profundizar y desarrollar esta actividad principal.

Uno de nuestros principales objetivos es ofrecer una enseñanza musical basada en la comprensión e integración de los distintos conocimientos teóricos y prácticos, partiendo siempre de la experiencia musical previa y no de los conocimientos teóricos.

Así, las distintas enseñanzas se enfocan principalmente en el desarrollo de la capacidad creativa y el enriquecimiento de los gustos musicales del alumno, enseñándole paulatinamente a desarrollar unos hábitos de estudio basados en la auto-audición y la reflexión, que posibilitan la autocorrección y la adquisición progresiva de autonomía en el aprendizaje.

La improvisación se convierte en una de las estrategias de aprendizaje imprescindibles, siendo la herramienta que más ayuda a fomentar la creatividad, a impulsar el objetivo de aprender jugando, lo que permite, además, un desarrollo instrumental mayor que el que se alcanza partiendo exclusivamente de la lectura de la partitura. Gradualmente, el alumno irá desarrollando la destreza necesaria para leer partituras, lo que facilita la autonomía en su aprendizaje.